Reforma de apartamento para alquiler

Descripción del proyecto

Os presentamos una reforma integral en Zaragoza, para una vivienda de alquiler, con la que maximizar la luz y el espacio, y evidentemente optimizar la rentabilidad de la inversión.

En la distribución original existía una habitación a la que se accedía a través de otra con las incomodidades y limitaciones que esto genera. Además de un baño y cocina muy pequeños.

Con estas premisas, nuestro cliente quería reformar la vivienda para obtener un baño y cocinas más amplios, ganar almacenaje y aprovechar al máximo la luz.

Sustituimos la habitación de invitados por un vestidor, sumando superficie del dormitorio principal, ampliamos baño, y unimos salón y cocina eliminando pasillo y generando un espacio de más 24m² en un piso de 45m².

Nuestro equipo de interiorismo de Zaragoza diseñó la vivienda poniendo el eje en la luz y una gama de colores naturales que, combinados con blancos y determinados toques de negros, aportan luminosidad y coherencia a la intervención.

Al tratarse de una reforma de un piso para alquilar, apostamos por materiales resistentes y de calidad. Para el suelo seleccionamos un porcelánico de Keraben  en tonos cemento suave con matices cálidos. Evitamos cambios de material entre estancias y ganamos resistencia y coherencia en la intervención.

SALÓN – COCINA

En esta vivienda de Zaragoza nos encontramos con una cocina pequeña, estrecha y angosta, cuya luz se limitaba al espacio más próximo a la ventana.

El salón era amplio para las dimensiones del apartamento pero se perdía espacio por la longitud del pasillo.

Nosotros teníamos claro que ambos espacios merecían encontrarse:

  •  eliminábamos pasillo
  • compartíamos luz
  • mejorábamos la salubridad (ventilación cruzada)
  • ganamos amplitud

Ahora la luz baña cada rincón de la estancia, con una superficie de 24m².

Volvemos a los colores naturales en combinación con unos muebles y paramentos verticales en blanco, que combinamos con los matices en negro de la grifería y la carpintería de acceso que alterna hierro y vidrio para no dejar escapar ni un rayo de luz.

Al igual que con el suelo, la encimera y entrepaño son de porcelánico de Laminam mate, lo que los hace muy resistentes a manchas, ralladuras, agentes atmosféricos, … y nos permitirá despreocuparnos del calor y de los excesos de agua. Además de resistente, es un material muy fácil de limpiar.

Cuando nos planteamos apostar por un salón-cocina lo primero que el cliente nos menciona son los olores de la cocina en el salón, pero no tenemos por qué renunciar a independizarlos en determinados momentos.

La solución una carpintería corredera de vidrio que en determinados momentos se pueda cerrar sin quitar iluminación, ni amplitud. Si la cocina ya ganaba superficie con la reforma, con este cerramiento todavía dispone de más amplitud al compartir luz natural con el salón, sin renunciar a poder independizarla en determinados momentos que el menú lo requiera.

BAÑO

En el estado original nos encontramos con un baño muy pequeño, por lo que la premisa fue ganarle metros y luminosidad. De una anchura de baño de 95 cm hemos pasado a 140cm, ganando más de 1m² de superficie. Ganamos amplitud y mejoramos accesibilidad y practicidad.

Para la intervención apostamos por acabados naturales de grupo Keraben  combinados con griferías y carpinterías en negro eficientemente suministradas por Azulejos Moncayo.

El resultado lo podéis ver en las imágenes que acompañan este post.

En colaboración con

Carpintería: Besan
Fotografía: Lucas García

Datos de la obra

Promotor: Particular
Período de ejecución: 60 días
Actuaciones llevadas a cabo:

  • Redacción del proyecto de reforma e interiorismo
  • Levantamiento de planos
  • Tramitación de los permisos
  • Dirección de obra
  • Coordinación de seguridad y salud
  • Interiorismo
  • Fotografía y Home Staging

Para más información