Técnico de cabecera

¿Qué es un técnico de cabecera?

Llamamos técnico de cabecera al profesional de confianza que proporciona información y soluciones sobre cualquier tema relacionado con el mantenimiento de edificios y viviendas.

Se encarga de cuidar y conservar el edificio, programando las operaciones de mantenimiento preventivo y proponiendo a sus propietarios o gestores cualquier rehabilitación o mejora que alargue su vida útil.

Es como un “médico” que protege al edificio para que permanezca saludable durante el mayor tiempo posible, y aconseja sobre las actuaciones necesarias para mejorar la calidad de vida de sus ocupantes.
El profesional que tiene la preparación adecuada para realizar estas funciones es el aparejador, arquitecto técnico e ingeniero de edificación colegiado.

El profesional que tiene la preparación adecuada para realizar estas funciones es el aparejador, arquitecto técnico e ingeniero de edificación colegiado.

¿Cómo es el servicio de Técnico de Cabecera?

Para cuidar de los edificios y realizar estas funciones, colaboro con Gestores de Patrimonio, Comunidades de propietarios y Administraciones de fincas.

Cuando se detecta un problema en un edificio, normalmente se acometen obras y reparaciones para solucionarlo acudiendo al gremio de la construcción que corresponda, pero sin un criterio técnico.

Al contar con un técnico de cabecera los problemas se detectan antes, se comparan presupuestos de forma objetiva, se eligen los materiales adecuados, y existe un profesional que aporta soluciones acertadas y realiza la dirección de obra y certificación de los trabajos.

Gracias a mi intervención se rentabiliza la inversión que realizan los propietarios, en tiempo y dinero y facilitamos la labor de los profesionales de la Administración de Fincas.

¿Qué hago como técnico de cabecera?

  • Valoro el estado de la conservación del edificio e informo de las medidas correctoras necesarias. Me encargo de elaborar la Inspección Técnica del edificio y del Informe de Evaluación del edificio.
  • Planifico y gestiono el mantenimiento preventivo y correctivo del edificio, y las reparaciones que mantengan su vida útil.
  • Realizo visitas programadas para comprobar la evolución y estado del edificio y sus posibles patologías.
  • Redacto proyectos y coordino las obras que el edificio precise.
  • Me encargo de la tramitación de  licencias y autorizaciones administrativas, para que los papeles estén en orden.
  • Estudio las condiciones de eficiencia energética, salud ambiental, acústica y accesibilidad del edificio.
  • Vigilo de cerca las subvenciones y ayudas de las que pueda beneficiarse la comunidad de propietarios.

 

Gracias a mi consejo técnico y experto el edificio cumplirá con la normativa y lo más importante, mejorará la rentabilidad de las inversiones que deban realizarse, ahorrando dinero y preocupaciones a los propietarios. 

Mi estilo de asesoramiento es honesto, claro y conciso. Podemos colaborar con ayudas puntuales o con planes anuales que incluyen las asistencias a reuniones.

En todo este tiempo muchos propietarios me han confiado la salud de su edificio.

Consúltame y te prepararé un presupuesto a medida de lo que necesitas.